Historia de la Fundación

La Organización Mundial de la Salud considera al ser humano como un ente biopsicosocial, es decir, como una integración dinámica de estructuras físicas, psicológicas y sociales. En relación al primer elemento de esta triada indisoluble, la investigación de los aspectos físicos es imprescindible en el momento actual, destacando, entre el amplio espectro de parámetros susceptibles de investigación, los aspectos neurobiológicos y, más concretamente, el estudio de la influencia del ambiente sobre los genes. Esta visión sería incompleta si no se contempla la plena integración social y la igualdad de oportunidades de las personas con diversidad funcional y/o que están en riesgo de exclusión, tanto en sus aspectos normativos como asistenciales.

Para cumplir este amplio abanico de objetivos nace en 2011 la Fundación Canis Majoris y ya desde el principio se ve la necesidad de estructurarla en tres áreas interrelacionadas:

  • Área Asistencial
  • Área de I+D+i
  • Área de Formación y Divulgación

Cada área cuenta con un coordinador y personal adscrito a cada una de ellas.

La Fundación elabora sus propuestas a través de un plan bianual de objetivos y acciones para su cumplimiento, y está dirigida por un Patronato y una Comisión Ejecutiva. En nuestra página web podrás encontrar información detallada de estos aspectos.

Esta visión estructural de la Fundación debe contemplarse bajo el prisma de unos valores y forma de hacer nuestro trabajo que se caracteriza, entre otros, por lo siguiente:

  • Compromiso de la Fundación en su conjunto, y en particular de sus profesionales y personal de voluntariado, con las diversas acciones aprobadas por la Comisión Ejecutiva y el Patronato.
  • Desarrollo de distintas acciones independientemente de su magnitud y presupuesto siempre que vayan encaminadas a la mejora de la calidad de vida de las personas con las que trabajamos. En este sentido, a modo de ejemplo, no es de extrañar que, junto a inversiones en materia de I+D+i se realicen campamentos con niños en riesgo de exclusión o programas de investigación y docencia en países de Latinoamérica.
  • Sensibilidad hacia las propuestas que desde las redes sociales o desde otras instituciones nos hacen llegar y estén relacionadas con los valores y fines establecidos en nuestros estatutos.
  • Potenciar actividades de otras instituciones con el objetivo de apoyarnos mutuamente para la consecución de nuestros fines y valores. En definitiva, trabajar para crear una sólida red de apoyo que evite y palíe los efectos de la exclusión social. Un buen ejemplo es la creación en el año 2015 de la Cátedra Elena Pessino en colaboración con la Universidad de Alcalá (en adelante, UAH).
  • Exigente control de nuestros presupuestos y de los contratos públicos y privados obtenidos por la Fundación, combinando los apoyos a las distintas iniciativas con la eficacia y eficiencia de las mismas.

Como reflejo de esta forma de hacer y como pasos iniciales de la Fundación Canis Majoris que han marcado nuestra identidad, queremos destacar las siguientes acciones, tan diferentes en la forma pero todas ellas tendentes a los mismos objetivos.

La primera medida, piedra fundamental de nuestro trabajo, fue la creación dentro del Departamento Asistencial de un equipo de Terapia Asistida con Animales (TAA), firmándose para ello convenios de colaboración con distintas instituciones, entre las que destacamos la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS) y el Instituto de Trabajo Social y de Servicios Sociales (INTRESS).

En 2012, y dentro del marco de nuestros principios y objetivos, se firma un convenio con la UAH que sirve como marco para alguna de las actividades de I+D+i y formación. Estos proyectos son las Becas Elena Pessino dirigidas a estudiantes con diversidad funcional de la UAH y la Ayuda a la investigación Elena Pessino, dirigida a la contratación de jóvenes investigadores de nuestro país.

Otro hito a destacar es la convocatoria de la primera edición del Premio de Narrativa Infantil y Juvenil Siboney, a la cual han seguido nuevas ediciones anuales y que está dirigido al fomento de la lectura y la escritura de los más jóvenes de nuestra región.

Paralelamente a estas actividades, y dentro del Departamento de Formación, la Fundación firma con la Comunidad de Madrid y el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid un convenio para el establecimiento de cursos de formación, iniciándose un curso de TAA dirigido exclusivamente a psicólogos.

Finalmente, en el año 2015, se crea la Cátedra Elena Pessino en colaboración con la UAH, desarrollando un programa de I+D+i localizado en el Laboratorio de Neurociencia de las Enfermedades Mentales Elena Pessino y un programa de estudio de los derechos de las personas de diversidad funcional localizado en la Facultad de Derecho de la Universidad.

Estas actividades, a través de las cuales se ha consolidado un equipo de trabajo implicado en el desarrollo de programas en el ámbito de la diversidad funcional y/o riesgo de exclusión psicosocial, se han visto superadas por el tiempo, dotándole a la Fundación, a nuestro a juicio, de un sello de marcada originalidad y dinamismo, situando a la misma como una entidad de referencia en nuestro campo.

Para conocernos en profundidad le invitamos a que viaje a través de nuestra web y que visite nuestros perfiles en las distintas redes sociales, participe activamente en nuestros eventos y, sobre todo, nos haga llegar nuevas iniciativas para mejorar nuestro trabajo en el campo de la diversidad funcional y/o riesgo de exclusión psicosocial.

Estatutos Fundación

Descargatelos en formato Estatutos