Sala de Prensa

Para mantenerse informado de todo aquello en lo que la Fundación Canis Majoris colabora o participa,..

Webinars

Sesiones de entrenamiento a tiempo real online, donde cualquier usuario puede interactuar.

Galería de Imágenes

En esta sección prodas ver todas las imágenes de la Fundación Canis Majoris..

 

La TAA en la enfermedad mental

Los trabajos de animales con enfermos se han asociado, tradicionalmente, a la discapacidad física. Sin embargo, son cada vez más los estudios que avalan los beneficios de la Terapia Asistida con Animales para los pacientes con enfermedad mental donde se han hallado enormes mejorías en la socialización y la integración del individuo a su entorno habitual.

Decenas de estudios apuntan ya los beneficios de completar el tratamiento farmacológico de una persona con enfermedad mental con las terapias con animales. Esos mismos estudios confirman los efectos psicológicos positivos que supone para el usuario la compañía y el cuidado de animales domésticos, aunque muchas TAA se realizan con caballos o delfines. El trabajo en común de animal, terapeuta y paciente pueden liberar a este último de cierta ansiedad e inseguridad, reducir su nivel de estrés y proporcionar un soporte emocional.

Son muchos los casos comprobados por los terapeutas de Canis Majoris en que los pacientes con enfermedad mental que reciben las terapias con los perros de la Fundación mejoran su expresión corporal y emocional, se encuentran activos y motivados y se sienten más acompañados, desapareciendo en ellos cierta sensación de soledad. Y es que los animales poseen un efecto tranquilizador sobre las personas y reducen su nivel de excitación, son agradecidos y buscan el cariño y la aceptación de las personas con las que trabajan. Muchas investigaciones relacionan el contacto táctil con un perro, con bajas presiones sanguíneas inducidas experimentalmente.

Aunque la TAA no es una cura para la enfermedad mental persigue y logra objetivos claros en la mejora de los pacientes. Para lograrlos lo ideal es que exista una colaboración entre psicólogos, terapeutas y educadores en el diseño de programas para obtener los objetivos marcados para cada usuario. El animal es un estimulo multisensorial que consigue romper la monotonía y atraer la atención de la persona con discapacidad que se siente motivado de manera especial y acaba colaborando de manera activa en la terapia.

En conclusión, la Terapia Asistida con Animales en la enfermedad mental proporciona beneficios tanto físicos como psicológicos y sociales en los pacientes lo que les permite mejorar su calidad de vida.