Actividades educativas terapéuticas (multiespecie) con alumnos con necesidades educativas especiales

El pasado 10 de mayo, el equipo del Departamento de Intervención Social de la Fundación Canis Majoris, llevó a cabo, por primera vez, actividades educativas terapéuticas (multiespecie) con alumnos del Programa de Integración del Colegio San Juan Bautista – Salesianos Estrecho, que atiende alumnos con necesidades educativas especiales. En la actividad participaron 31 alumn@s de entre 5 a 17 años de edad, acompañados por los profesores especialistas del Centro.

Las actividades se realizaron en un espacio abierto, fuera de las instalaciones del Colegio, para sacar a los alumn@s de su rutina habitual.  Los alumnos se dividieron en cuatro grupos, formados por 7-8 alumn@s, siempre acompañados por sus profesores especialistas. Cada grupo, realizó tres talleres distintos de 40 minutos, en los que realizaron las actividades correspondientes con nuestros animales de terapia (rapaces y perros).

Con Mantra y Mundi, nuestras aves de terapia, Ernesto Ares, Coordinador del Departamento de Intervención Social, introdujo al grupo en el mundo de la cetrería. A continuación, los alumn@s pudieron sostener a las rapaces en sus manos utilizando un guante especial y las hicieron volar entre ellos. En esta actividad, trabajamos la autoestima de los niñ@s y su sentimiento de superación al tener en su mano un animal tan poderoso como la rapaz.

Con Mapa y Mía como co-terapeutas caninos, se realizaron diferentes actividades y juegos, donde se trabajaron habilidades sociales como la empatía y también se reforzó la confianza en uno mismo.

Atendiendo exclusivamente al grupo del aula TEA (Trastorno del Espectro Autista) del Centro y con Amazon como co-terapeuta canino, se trabajaron, a través de diferentes juegos y actividades, la autonomía personal de los alumnos y su relación con sus semejantes.

Al finalizar, hablamos con Loreto Cabañero Celaya, profesora de educación especial en la etapa de Educación Primaria: “Soy la profesora que imparte los talleres de habilidades sociales a los alumnos del Centro y me he dado cuenta de que con el animal es mucho más fácil que los niñ@s cojan confianza en ellos mismos y aumente su autoestima”.

El filósofo Martin Buber dijo una vez que “los ojos de un animal tienen el poder de hablar un gran lenguaje. A lo largo de nuestro recorrido y tras actividades de este tipo, podemos corroborar literalmente que esto es exactamente así.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *