¿Cómo dar los primeros auxilios a tu perro?

Dar una atención rápida y eficaz será decisivo para nuestro perro. Las situaciones que detallamos a continuación son los accidentes más frecuentes que pueden sufrir. En ellas encontrarás pautas eficaces para socorrerle y cómo prevenirlas.

 

ATRAGANTAMIENTOS

Suelen darse principalmente con restos de comida, juguetes (si vuestro perro tiende a romperlos, evitar aquellos con piezas pequeños o rellenos tipo peluche) y palos. Si tu perro es muy glotón, evita tener la basura a su alcance, ya que los envases de comida y restos de huesos son un manjar pero muy peligrosos. Actuaremos rápidamente al observar que el perro tose arqueando el cuerpo, o se frota el morro con las patas, siguiendo el siguiente protocolo:

  1. Abrir las vías respiratorias, extraer manualmente objetos visibles, no usar utensilios como pinzas o ganchos.
  2. Hacer una compresión por debajo de las costillas, abrazando al perro por detrás y rodeando su cuerpo con nuestros brazos hasta juntar nuestras manos delante. Colocaremos una mano cerrada en un puño y la cogeremos con la otra para hacer más presión.
  3. Dar 5 palmadas intraescapulares para facilitar que expulse el objeto.
  4. Poner al perro cabeza abajo para facilitar que salga por gravedad.
  5. Tanto si expulsa el cuerpo extraño como si no, acudiremos al veterinario para descartar que queden restos en la garganta o se haya producido alguna herida.

 

GOLPES DE CALOR 

Los golpes de calor suelen darse en días muy calurosos, tanto soleados como nublados. Son muy frecuentes en perros que son dejados dentro de un vehículo o de los que viajan en el maletero o un transportín. Debemos ser muy cuidadosos y nunca dejar al perro en el coche con las ventanillas cerradas, ni al sol. De hacerlo, le colocaremos un platito con agua y supervisaremos la trayectoria del sol.

Evitaremos pasear a las horas de más calor y de hacerlo buscaremos zonas de césped, sombra y ofreceremos agua al perro, así como refrescarle frecuentemente. Si aun así, nuestro perro sufriera un golpe de calor, actuaríamos de inmediato.

  1. De ser posible tomaríamos su temperatura, si esta es superior a 40 grados la bajaríamos de inmediato.
  2. Primero le sumergiríamos en agua templada que enfriaríamos poco a poco, para bajar la temperatura de manera gradual.
  3. También le ofreceríamos agua para que bebiera en pequeñas cantidades.
  4. Actuaremos durante unos minutos para estabilizarle y enfriarle pero es imprescindible acudir al veterinario de urgencia.

 

ORUGAS

 

Es uno de los insectos más venenosos para los perros. Son enormemente urticantes y pueden hacer que nuestro amigo pierda la zona que ha entrado en contacto o se le necrose en el peor de los casos.

Debemos extremar la precaución de febrero a mayo en las zonas de pinares, observando si existen bolsas en los árboles que nos dará la alerta para evitar pasear por ahí. Las zonas afectadas son principalmente la cara y las patas. Tendremos especial cuidado con perros curiosos y cachorros que podrían cogerlas, darles con la pata u olfatearlas.

Si nuestro perro entrara en contacto con una de ellas actuaríamos de inmediato:

  1. Nunca frotaremos la zona, hacerlo rompería los pelitos urticantes, haciendo que liberara más toxinas.
  2. Poner la zona bajo un chorro de agua caliente, el calor desactiva la toxina, no usar agua muy caliente que sensibiliza la zona.
  3. Después se puede aplicar vinagre o jabón.
  4. Acudir urgentemente al veterinario para que trate la zona y evalúe el alcance.

 

INTOXICACIONES

Son muy frecuentes al ingerir trampas para otros animales o lamer superficies con insecticidas, desinfectantes o abonos. Tendremos especial cuidado en cocinas, almacenes y parques. Si nuestro perro sufre una intoxicación actuaremos de la siguiente manera:

  1. Despejar las vías respiratorias.
  2. Con ayuda de una jeringuilla, le daremos una mezcla de agua con agua oxigenada (5ml de agua oxigenada por cada 5kg de perro) para provocarle el vómito, solo si lo ingerido es venenoso pero no corrosivo (de ser así acudir al veterinario directamente).
  3. Le daremos esta mezcla cada 5 min.
  4. Llevar urgente al veterinario tanto al perro como la etiqueta para valorar qué ha tomado.

 

QUEMADURAS

Las quemaduras suelen darse principalmente en la cocina al caerse sobre el perro sustancias calientes, ya que muchos gustan mucho de estar tumbados a nuestros pies y en ocasiones pueden hacernos tropezar. Es una buena medida dejar a los perros fuera de la cocina mientras se prepara la comida.

También son muy comunes las quemaduras en las almohadillas al caminar sobre el asfalto o suelo muy caliente. Estas pueden llegar a tener ampollas e incluso despellejarse. Si sucediera una quemadura:

  1. Lavar, sin frotar, con agua fría y jabón con la mano. No usar algodón ya que deja restos.
  2. Aplicar crema para quemaduras o vaselina.
  3. Tapar con una venda, únicamente si hemos aplicado la crema.
  4. Acudir al veterinario que finalice la cura y revise el alcance de la quemadura.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *