¿Quieres aprender a comunicarte con tu perro? Aprende las señales de calma

Los cánidos tienen una manera de comunicarse muy especial. Si queremos entendernos mutuamente es muy interesante que aprendamos cómo es su comunicación. Los perros tienen habilidades muy similares a los lobos para comunicarse y evitar conflictos. Utilizan expresiones corporales definidas como “señales de calma” o también llamadas “señales de apaciguamiento”. Estas señales las usan para evitar el conflicto. Interesante, ¿verdad?

 

Muchas veces los que vivimos con perros nos frustramos con ciertas conductas que hacen, pero en la mayoría de los casos estas conductas se agravan por no entenderles. Intentar comprender sus movimientos, sus señales y sus gestos nos va a ayudar mucho para convivir mejor y más felices. Por ello, ponernos en su lugar para entenderles es lo mejor que podemos hacer por ellos. Un perro que se comunica y que es comprendido es un perro con menos miedo y más seguro.

 

Comunicación corporal de los perros

 

Los perros carecen del lenguaje hablado, por eso están más en sintonía con nuestro lenguaje corporal. Entender esto es fundamental. Ellos de manera natural se fijan constantemente en nuestros gestos corporales, por eso estaría bien que todos observásemos las señales de calma, cómo son y cómo interpretarlas. En vez de utilizar la fuerza, los procedimientos aversivos, el tono de enfado en nuestra voz, es mejor eliminar las amenazas y utilizar las señales de calma. Así nos entenderá mejor y se sentirá mas a gusto con nosotros, y por ende, su comportamiento será mejor.

 

Algunas señales de calma de los perros son:

  • Girar la cabeza. A veces incluso el giro es sólo de los ojos.
  • Girarse, dar la espalda.
  • Lamerse el hocico.
  • Quedarse inmóvil.
  • Andar despacio.
  • La posición de “juego”.
  • Sentarse o echarse.
  • Olisquear el suelo.
  • Mover la cola.

 

Todas estas señales a veces son muy sutiles y ocurren a la vez. Observarlas y darnos cuenta es cuestión de observar a nuestros perros muchas veces y empezar a identificarlas. Cuando nos enfadamos o mostramos nuestra frustración con ellos seguramente ellos hagan alguna señal de calma para “apaciguarnos”.

Comprender y entender un poco más a nuestros mejores amigos forma parte de su bienestar emocional, ya que se sentirán más a gusto y más confiados. Y tú, ¿conoces las necesidades básicas de tu perro?

 

¡¡¡SALUDOS PERRUNOS!!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *