Entrevistamos a Jorge Martín por el Día Internacional de las Personas con Diversidad Funcional

El día 3 de diciembre se conmemora el Día Internacional de las Personas con Diversidad Funcional, la celebración anual de este día tiene por objeto sensibilizar a la opinión pública sobre las cuestiones relacionadas con la diversidad funcional y movilizar el apoyo a la dignidad, los derechos y el bienestar de estas personas. También se propone promover la toma de conciencia sobre las ganancias que se derivarían de la integración de las personas con diversidad funcional en todos los aspectos de la vida política, social, económica y cultural.

En la Fundación Canis Majoris todos los días celebramos y conmemoramos este día trabajando para todas aquellas personas con diversidad funcional física o mental, y para ello establecemos distintas acciones y encaminamos nuestros proyectos a aumentar la calidad de vida de aquellos que mas lo necesitan desde una visión integradora y transversal.

En septiembre, dimos la bienvenida al equipo de la Fundación a Jorge Martín en calidad de Documentalista, hoy Jorge nos cuenta cómo es su día a día, qué dificultades tiene y cómo las supera. Para nosotros, es un ejemplo a seguir por su tesón, su esfuerzo y por su capacidad de superación, estamos orgullosos de que pertenezca a nuestro equipo.

Jorge Martín nació en Madrid el 19 de septiembre de 1993. Este año ha finalizado el Grado de Historia en la UAH y actualmente está cursando el Máster de Documentación, Archivos y Bibliotecas. Reside en el mismo municipio desde que era pequeño, donde fue al colegio y al instituto. Con diecinueve años comenzó a cursar sus estudios en la Universidad de Alcalá, donde continúa estudiando. Se desplaza en silla de ruedas, ya que no puede andar debido a su afectación por una parálisis cerebral desde que nació, la cual le impide mover y manejar correctamente las manos. Ha tenido que pasar por el quirófano siete veces para mejorar su movilidad. Entre sus hobbies está la de practicar natación.

Has sido uno de los beneficiarios de las Becas Elena Pessino Gómez del Campo ¿Qué ha supuesto para ti?

El haberme otorgado año tras año esta Beca, me ha ayudado a poder continuar con mis estudios, adquiriendo material para llevar a cabo mis trabajos, así como contribuir a poder desplazarme todos los días hasta la Universidad en vehículo privado, ya que el transporte público no está adaptado.

¿Consideras que las subvenciones que les ofrecen a las personas con diversidad funcional son suficientes?

Pienso que en general son insuficientes, ya que creo que las instituciones se deberían involucrar más en cualquier aspecto que esté relacionado con la Diversidad Funcional, puesto que los tratamientos, los apoyos, los asistentes personales tienen un alto costo.

¿A qué dificultades te enfrentas en tu día a día? ¿Cómo las resuelves?

El mayor problema es tener que ir siempre en silla de ruedas, también el tener que desplazarme generalmente en vehículo privado, ya que para mí el transporte público presenta serios problemas; aunque sé que tengo dificultades para realizar las actividades cotidianas del día a día, intento primero hacerlas por mí mismo y, si esto no es posible, pedir ayuda a la gente que tengo a mi alrededor. Por ejemplo, a la hora del aseo, vestirme, las comidas…

¿Qué crees que se podría mejorar a nivel de accesibilidad o de la sociedad para hacerle la vida más sencilla a la gente con Diversidad Funcional?

Lo primero, eliminar las barreras arquitectónicas, más rampas y menos escalones, y proporcionar mejor información sobre las posibilidades de empleo. La sociedad tiene que darse cuenta de que tenemos los mismos derechos que cualquier otra persona, y romper los tabúes que aún existen.

¿La igualdad total es posible?

Yo creo que sí, pero para ello todos debemos ayudar cada día para que logremos estar más integrados y seamos aceptados en la sociedad con nuestras carencias, ya que, aunque tengamos distintas capacidades, generalmente también somos responsables.

¿Cómo te ves en un futuro?

Espero seguir colaborando con la Fundación Canis Majoris, siempre que esto sea posible, pero también me gustaría trabajar en una biblioteca o archivo institucional; además de seguir estudiando para ampliar mis conocimientos académicos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *