Entrevistamos a María de Andrés, autora de “PAISAJES INTERIORES”

El próximo día 22 de mayo, a las 19:00 horas, se inaugura la exposición “PAISAJES INTERIORES”, de María de Andrés, en las instalaciones del Centro de Difusión Cultural Gonzalo Casas Pessino.

María de Andrés es ceramista, diseñadora y escultora, y posee una amplia experiencia profesional en el ámbito de la Cerámica Contemporánea. Natural de Asturias, reside en Madrid donde tiene su taller particular.

Ha realizado exposiciones individuales en ciudades como Hamburgo, Saratoga Springs- New York, Paris, Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Ciudad Real,  Puertollano, Talavera de la Reina, Chinchón, y  exposiciones colectivas en diferentes ciudades españolas como Madrid, Valencia, Granada, Málaga,  Zaragoza, Alava, Vitoria, Castellón, El Escorial, etc. y en el extranjero como  Braunschweigt (Alemania), Carouge Ginebra (Suiza), Milán, Faenza, Saratoga Springs- New York, entre las que destacan “Cerámica Española para el siglo XXI”en Taipei, Caotun y Kaoshiung en Taiwán y proyecto FLICAM en Fuping, China.

Ha recibido diversos  Premios en Certámenes Nacionales e Internacionales de Artes Plásticas como Premio-adquisición XIII Certamen de Escultura y Cerámica  «Villa de Móstoles», Premio-adquisición XV Certámenes Nacionales Plásticos «Ciudad de Alcorcón”,  Primer Premio de Modelado en  V Concurso de Artes Plásticas de la Asociación de RENFE, Premio de  Escultura  Junta Municipal de Chamartín en el IV Certamen de Artes Plásticas “Lorenzo Aguirre” de Madrid  y  3º Premio en  XXVIII Certamen de Artes Plásticas “Pequeño Formato” de la Asociación Española de Pintores y Escultores.

En esta entrevista, María de Andrés nos cuenta un poco más sobre su trayectoria profesional y sobre la obra que podremos disfrutar desde el 22 de mayo hasta el 22 de junio.

¿Cuáles son sus expectativas al exponer su obra en el Centro de Difusión Cultural Gonzalo Casas Pessino?

El motivo de exponer en el Centro de Difusión Cultural Gonzalo Casas Pessino, es principalmente el de dar a conocer mis obras de cerámica. Pienso que en este Centro, puedo llegar a otros ámbitos culturales diferentes a los que hasta ahora conocía. Por otra parte, admiro el trabajo que realizan en la Fundación Canis Majoris, y estoy encantada de formar parte de su proyecto de exposiciones de Arte.

¿Qué es lo que quiere transmitir con su obra?

A excepción de dos, las obras seleccionadas para esta exposición de Paisajes Interiores son un elogio a la curva, destacando las  formas cóncavas reforzadas por aristas, que delimitan la materia y refuerzan sus contornos. Guiada por la intuición en la búsqueda constante de la forma y el volumen, realizo piezas de formas concisas y estéticamente equilibradas. En el campo de la cerámica, esta búsqueda se complementa y enriquece con la aportación de los esmaltes de creación propia y otras técnicas que han ido conformando mi universo personal. Esa  búsqueda de la forma y la belleza, es la que quiero compartir con el espectador.

¿Cuándo empezó su interés por el arte?

A los 18 años descubrí mi vocación por la Cerámica, y con 19 me entregué de lleno, dejando un trabajo bien remunerado para ingresar en la Escuela de Cerámica Francisco Alcántara de Madrid, donde conocí las técnicas cerámicas, y sus múltiples aplicaciones. Me cautivó desde el principio, pues me sentía fascinada por ese mundo mágico y misterioso que rozaba la alquimia. A los 24 años tuve mi primer encargo de empresa, con el que monté mi propio taller en Madrid, donde he seguido trabajando exhaustivamente durante 35 años, superando retos y forjándome como artista, y ceramista. Siempre me ha interesado la escultura, el volumen, y es en ese área donde he desarrollado mi obra cerámica.

¿Cómo definiría su obra?

Mi trabajo discurre entre la tradición cerámica y el arte escultórico. En la cerámica artística el conocimiento de la técnica es indispensable para el proceso creativo. Mis obras se caracterizan por una técnica depurada, pero es la intuición, la creatividad y la pasión las que han trazado mi trayectoria artística.

En el ámbito de la cerámica mi mirada ha sido siempre escultórica, desarrollando dos líneas bien diferenciadas: una geométrica, calculada, elaborada a partir de bocetos previos, afrontando el reto de  dominar el barro, y someterlo a  la rigidez de las formas  geométricas, de ángulos rectos y aristas. Y otra de formas orgánicas, de líneas curvas, que por el contrario, me permite trabajar  desde la intuición, dejándome llevar por el barro con  mucha más libertad y fluidez. Ahora bien, en ambos casos, siempre entablo un diálogo con cada obra.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *