Premios naturales: tu perro se merece lo mejor

Hoy día, existe una gran variedad de alimentos para perros: alimentos crudos o cocinados, congelados o frescos y con distintas presentaciones: comida húmeda, deshidratada, en croquetas, etc. 

El componente que nunca debe faltar en la dieta  tu animal siempre será carne o pescado, fresco o deshidratado pero escoge siempre alimentos de calidad.

Para poder optar por la mejor alimentación y que mejor le siente a tu perro, observa con detenimiento sus digestiones. También debemos tener en cuenta que, siempre que cambiemos de alimento lo haremos de manera gradual, empleando entre 7 y 10 días para realizar la transición. Su comida diaria deberá ser administrada en 2 o 3 tomas, preferiblemente. Según el aporte calórico del alimento, le suministraremos una ración más o menos copiosa. Otro aspecto fundamental es el ejercicio que realiza nuestro perro y su metabolismo.

Si observamos problemas digestivos persistentes, acudiremos al veterinario para descartar posibles alergias o intolerancias. Además, hay que tener en cuenta que aunque un alimento sea de una marca conocida, cara o les siente bien a otros perros, no quiere decir que vaya a ser el más apropiado para el nuestro.

En nuestra alimentación existen múltiples alimentos aptos para perros, pero hay muchos que no son nada recomendables, pudiendo llegar a intoxicarlos. Es por esto por lo que no les daremos los restos de nuestras comidas.

Estos son algunos de los alimentos que pueden comer (Ojo con los más calóricos, grasos o que pueden sentar mal si se consumen en exceso). Se proporcionarán en pequeñas cantidades o de manera puntual, evitando su consumo de existir sobrepeso o contraindicaciones veterinarias.

  • Carnes y pescados.

  • Verduras y hortalizas: zanahorias, espinacas, calabaza, calabacín, pimiento y remolacha.

  • Huevos.

  • Arroz.

  • Avena.

  • Frutas: manzana, pera, sandía, papaya, frutos rojos, granada y mango. Plátano y fresas con moderación. La fruta se dará pelada y sin pepitas.

  • Yogur natural y sin edulcorantes. Con moderación.

  • La manteca de cacahuete es una excelente opción para rellenar juguetes interactivos. Con moderación.

  • Queso, bajo en grasa, sólido como de untar. Con moderación.

 

Premios y masticables.

A la hora de ofrecer a nuestro perro un premio, tanto por capricho como para trabajar comportamientos y/o reforzar conductas ¿Cuál es la mejor elección? La oferta es muy amplia y deberemos tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

Si este tipo de premios son muy frecuentes o diarios, lo ideal es que sean naturales, sin aditivos. En el caso de tener tiempo sería perfecto preparar nuestros propios premios de corazón o hígado que os explicaremos a continuación.

Este aporte será un extra en su alimentación y tendremos que ajustar la cantidad de ración diaria de comida en función de los premios que reciba, para evitar sobrepeso. En cambio, si se ofrecen de manera puntual podemos no ser tan exigentes a la hora de elegirlos y decantarnos por el que más les guste a nuestros perros, sin descuidar la calidad.

Los masticables, a ser posible, también serán naturales, existen desde patas de pollo, muslos o bacalao deshidratado a nervios, tendones…,etc., disponibles en tiendas especializadas.

 ¿Puedo darle huesos a mi perro? Cocinados jamás, ya que se astillan mucho y pueden ser peligrosos. Lo más seguro, es que adquieras los que vienen ya preparados o están indicados para perros como las astas (cornamentas de ciervo que el propio animal cambia y abandona). En cuanto a los huesos preparados, siempre buscaremos la alternativa más saludable y natural. Los huesos que venden a granel, sin etiqueta, difícilmente vamos a poder saber de qué se componen.

 

Cocina para tu perro. 

Cocinar para él será la auténtica manera de asegurarnos qué come nuestro perro. Además, podrás darle la forma y tamaño que más te guste y decorar con sus cremas o toppings favoritos.

Será un placer para él ver cómo nos ponemos manos a la obra y le regalamos, además de nuestro tiempo, unas recetas deliciosas. Tu perro puede ser un excelente pinche y estará encantado de probar todas tus recetas.

Las recetas que te detallamos a continuación aceptan infinidad de modificaciones y aderezos en función de sus necesidades y preferencias. Usa tu imaginación para crear tur propias combinaciones y sorprende a tu mejor amigo:

Premios de hígado o corazón.

 Ingredientes:

  • Hígado o corazón, la cantidad que desees ya que si sobran podrás congelarlos.

 

Preparación:

  • Primero dejaremos el horno precalentándose a 180 ºC.

  • Pondremos a calentar la suficiente cantidad de agua como para cubrirlo. Una vez que este hirviendo meteremos los corazones e hígado en el agua y dejaremos que hierva 10 minutos.

  • Después lo sacaremos y aclararemos con agua, hay que retirar el posible exceso que haya soltado.

  • Lo cortaremos en trocitos, según el tamaño de premios que quieras para tu perro.

  • Por último, lo colocaremos sobre un papel de horno en una bandeja y hornearemos durante 25-30 minutos a 180º.

  • Después los sacaremos y una vez fríos estarán listos para comer.

 

Galletas de manzana y avena.

 Ingredientes:

  • 2 manzanas peladas.

  • 2 huevos.

  • 20 ml de aceite de oliva.

  • 120 g de harina integral (recomendable de trigo o de avena).

  • 1 taza de copos de avena o avena en hojuelas.

  • 1 cucharada de queso crema (puede ser light).

  • 4 cucharadas grandes de aceite.

  • 1 cucharadita de polvos de hornear (opcional).

Preparación:

  • Primero dejaremos el horno precalentándose a 130 º

  • Se retiran las semillas y los corazones de ambas manzanas. Luego, cogeremos una de ellas y la rallaremos. Con la otra haremos un pure utilizando una trituradora.

  • En un bol, batimos el queso crema y lo mezclamos con las manzanas, los huevos y el aceite.

  • Añadiremos la harina con una espátula o varillas manuales y los polvos de hornear.

  • Incorporamos los copos de avena.

  • Removemos todo bien y ponemos la masa en la horneadora, rellenando hasta alcanzar las 3/4 partes de cada compartimento.

  • Horneamos durante 10 o 15 minutos a 130º

  • Unos tres minutos antes de finalizar la cocción, espolvorearemos copos de avena por encima.

  • Dejamos enfriar y por último decoraremos con un poco de queso crema.

Tarta de pollo con pera o manzana (sin horno).

Ingredientes:

  • 150 gramos de harina de arroz integral.

  • 100 gramos de pollo o pavo asado.

  • 2 botes de zanahoria cocida.

  • 1 bote de patata cocida.

  • 1 pera o manzana.

  • 2 cucharadas de aceite de oliva.

Preparación:

  • Trituraremos la zanahoria y las patatas cocidas con un tenedor para que queden algunos pedazos.

  • Añadiremos la harina de arroz integral y mezclaremos bien.

  • Cortaremos el pavo o pollo en tiras y añadiremos a la mezcla removiendo bien.

  • Pelaremos la manzana o la pera, la trituraremos bien y añadiremos a la masa.

  • Por último, incorporamos el aceite y verteremos la masa en un molde, dejaremos enfriar en el frigorífico para que adquiera consistencia.

Magdalenas de plátano o atún.

Ingredientes:

  • 1 huevo.

  • 65 mililitros de aceite de oliva.

  • 60 mililitros de agua.

  • 125 gramos de avena.

  • 65 gramos de harina de arroz o de trigo integral.

  • 1 plátano maduro grande o tres latas de atún al natural.

Preparación:

  • Primero dejaremos el horno precalentándose a 130 º

  • Comenzamos a preparar los ingredientes, batiendo primero el huevo y después añadiendo el aceite y el agua. Volveremos a batir para dejar una mezcla homogénea.

  • Después añadimos la harina y la avena y mezclaremos todo hasta obtener una pasta.

  • Seguidamente añadiremos el ingrediente elegido, plátano o atún. Tanto si es plátano como atún, lo machacaremos con un tenedor hasta obtener una pasta.

  • Ahora añadimos el plátano o el atún a la pasta que teníamos preparada y lo mezclamos bien.

  • Rellenaremos con la pasta un molde de magdalenas o papeles para magdalenas para el horno.

  • Para terminar, lo meteremos en el horno unos 30 minutos a 130º. Iremos revisándolo ya que en función del tamaño de nuestras magdalenas pueden tardar algo más o menos en hacerse.

  • Ya solo queda dejarlas enfriar y disfrutarlas. Si no quieres servirlas todas el mismo día se pueden guardar en la nevera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *